Home > Noticias > La farmacia se prepara para la llegada de los millennials .
5/6/2019

La farmacia se prepara para la llegada de los millennials



En las redes sociales se puede hablar de rutinas y consejos para la preservación de la salud y en la farmacia, en el espacio propio de salud, se puede implementar tecnología que llame la atención del cliente-paciente y que además le permita interactuar directamente con ella. 


Este fue el punto de partida con el que abrió la mesa sobre amenazas y oportunidades a las que se enfrenta la farmacia comunitaria actualmente que fue moderada por Rosario García del Río, redactora jefe de Correo Farmacéutico y en la que participaron Jordi Rovirosa, director de la Oficina de Proyectos Concep· y Jaime Acosta, miembro del Comité Ejecutivo de la Sección de Farmacia Comunitaria de la Federación Internacional Farmacéutica.   


Como subrayó Jordi Rovirosa, son muchos los sectores que ya promocionan sus productos en pantallas digitales y los farmacéuticos tienen que empezar a pensar ya en la generación a la que denominan como millennials ya que el futuro será de los mayores y en la farmacia hay que apostar por el envejecimiento saludable. Habló de comenzar a usar Instagram, experimentar con nuevos soportes y de buscar la forma de obtener un mayor feedback por parte del cliente-paciente.  


Por otra parte, Jaime Acosta explicó que hoy en día el paciente está en el centro y ya no gira alrededor de los proveedores por lo que adaptarse a usar la tecnología en la farmacia ya no es sólo cuestión de supervivencia sino que el farmacéutico tiene que garantizar también que todos los procedimientos sean seguros y eficientes aunque “lamentablemente, la normativa de momento no nos ayuda”.


La salud y la tecnología, dos conceptos que no están reñidos en un entorno global


La mesa inaugural continuó con la presentación de algunos ejemplos tanto nacionales como internacionales en los que se usa la tecnología en el campo de la salud y la farmacia y que están teniendo “muy buena acogida”. Es el caso de las ‘Ping an Good Doctor’ o ‘Clínicas de un minuto’ que ya se usan en China y a la que ambos ponentes hicieron referencia. Se trata de unas cabinas en las que a través de inteligencia artificial los expertos establecen un diagnóstico y elaboran una prescripción de un medicamento que se puede adquirir ahí mismo o incluso encargar en la farmacia más cercana. 


Por otro lado, Jaime Acosta habló también de una empresa llamada Babylon que se basa en un sistema clásico de teleconsulta en el que hay médicos las 24 horas durante los 7 días de la semana.


Además, Acosta recalcó que en España el 100% de las farmacias están informatizadas y conectadas por lo que mostró su deseo en que todas las farmacias puedan disponer pronto de algún sistema con el que puedan compartir datos entre ellas para beneficiarse mutuamente no sólo en cuanto a servicios de telefarmacia sino en cuanto al acompañamiento del propio farmacéutico. 


Volver