Home > Blog > Conservación de los medicamentos termolábiles .
15/4/2019

Conservación de los medicamentos termolábiles



Según la normativa de la Comunidad de Madrid, Ley 19/1998, de 25 de noviembre, de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid, las funciones y servicios de las oficinas de farmacia son la adquisición, conservación, custodia y dispensación de medicamentos y productos sanitarios. 


En relación a la custodia y conservación de los medicamentos, el artículo 11, dispone que las farmacias “están obligadas a mantener las condiciones de temperatura adecuadas para garantizar la conservación de cada medicamento”. 


Reglas de conservación de los medicamentos


a) Se llevará el registro diario de temperatura máxima y mínima, quedando también escritas las actuaciones llevadas a cabo en caso de anomalía; los citados registros se archivarán para su posterior comprobación.


b) En el momento de la recepción, se comprobará como se ha mantenido la cadena de frío de los medicamentos termolábiles; en el caso de que no fuera así, se devolverán inmediatamente al proveedor. Se llevará un registro de las incidencias producidas al respecto, de manera especial: en los casos de interrupción de la cadena de frío y ausencia de indicadores de frío.


En relación a la dispensación de los medicamentos, el artículo 12.5 establece que “el farmacéutico tiene la obligación de advertir a los pacientes en el momento de la dispensación de la necesidad de conservar la cadena del frío en los medicamentos termolábiles y mantener unas condiciones adecuadas de conservación en los demás medicamentos”.


Todos los medicamentos tienen que mantenerse en el rango de temperatura recomendado por el laboratorio. Por lo que para tener una correcta conservación de los medicamentos hay que atender a la ficha técnica de cada especialidad farmacéutica toda vez que estas han sido aprobadas por la Agencia Española del Medicamento.


Especial atención merecen los medicamentos que deben estar refrigerados, es decir, los medicamentos termolábiles.


¿Qué son los medicamentos termolábiles


Los medicamentos termolábiles son aquellos que deben conservarse en la nevera a una temperatura entre 2 y 8 grados para que así mantengan su actividad farmacológica de forma óptima, ya que, con motivo del calor estos se pueden descomponer o desnaturalizar, perdiendo sus propiedades originales, pudiendo afectar a la seguridad del mismo.


Ejemplos de medicamentos termolábiles


Son medicamentos termolábiles las insulinas, vacunas, determinados colirios, algunos antibióticos, tratamientos de fertilidad, probióticos, etc. Sin embargo, si no sabemos qué medicamentos son termolábiles, podemos fijarnos si en el envase del mismo hay un cícero (copo de nieve), lo que nos indicará que se trata de un medicamento de nevera.


Las oficinas de farmacia tienen que contar con equipos de refrigeración que permitan la correcta conservación de los medicamentos termolábiles dentro de los rangos de temperatura establecidos. Para controlar la temperatura, es obligatorio que los equipos de refrigeración cuenten con un termómetro que marque las temperaturas máximas y mínimas y éstas sean registradas continuamente en el libro de registro de temperaturas.


Responsabilidades del cliente para la conservación de los medicamentos


Hay que tener en cuenta que la conservación de los medicamentos termolábiles, no le corresponde únicamente a la oficina de farmacia, sino también al cliente-paciente que adquiere el medicamento. Por esta razón, el farmacéutico debe informarle sobre la importancia de mantener la cadena de frío del medicamento e insistir en que el medicamento termolábil no puede estar fuera de la nevera mucho más tiempo del indicado, toda vez que si esta cadena de frio se rompe, el medicamento puede perder su eficacia y/o seguridad. Por ello, el transporte medicamentos refrigerados debe seguir las pautas indicadas por el farmacéutico.


Es importante tener en cuenta que si los medicamentos han sufrido cambios bruscos de temperatura o no sabemos cuánto tiempo han estado a una temperatura diferente a la indicada por el laboratorio, es recomendable deshacerse de dichos medicamentos, ya que se habrá roto la cadena de frío de los medicamentos, es decir, se habrá interrumpido la refrigeración de los medicamentos termolábiles, y como hemos dicho perderán su estabilidad y finalidad. 


Artículos relacionados con Conservación de los medicamentos termolábiles:

Cómo hacer un inventario en la farmacia

Cómo funciona el dropshipping en farmacia 

¿Cuánto cuesta robotizar una farmacia?



Volver