como abrir una parafarmacia

30/7/2020

Cómo abrir una parafarmacia

Abrir una parafarmacia puede ser una opción de emprendimiento. De hecho, hace ya algunos años que existe en nuestro país este nuevo modelo de negocio. Se trata de establecimientos que no son farmacias, pero venden productos relacionados con la salud como si de un supermercado se tratase.

Para poder abrir una parafarmacia no es necesario tener el grado de farmacia que es imperativo poseerlo en el caso de que se quiera abrir una farmacia. Desde luego, en el caso de la parafarmacia, es conveniente también tener una serie de conocimientos en gestión y producto. Y la solución puede pasar por contar con una titulación como Técnico en Farmacia y Parafarmacia, aunque no es imprescindible. El CGCOF explica cuáles son los códigos a tener en cuenta.

Abrir una parafarmacia, ¿qué se vende en ella?

En la parafarmacia se venden productos para salud y cuidado personal. Se trata de productos fabricados en su mayoría por laboratorios farmacéuticos pero que no están catalogados como medicamentos. Debido a que no existe un farmacéutico que regente el negocio, no puede venderse ningún medicamento. Ni siquiera los publicitarios que requieren estar custodiados por personal capacitado para ello.

Una parafarmacia no es un negocio regulado. Tampoco existen, por tanto, trámites específicos para su puesta en marcha. Sólo dependerá su apertura de lo que dicte la comunidad autónoma del que dependa el ayuntamiento de la localidad donde tengamos pensado establecernos. Esto es así porque la regulación de comercios en Andalucía o en Castilla León se ha de solicitar en diferentes organismos dependientes a su vez de la Consejería de Economía y Hacienda. Igual que cuando se apertura cualquier tipo de negocio.

La clave, analizar la competencia

De hecho, como sucede cuando se abre una farmacia, el mejor consejo antes de abrir una parafarmacia es analizar la competencia. Y es que, regentar una parafarmacia no es precisamente sencillo. Sobre todo debido a la competencia de las farmacias que cada vez incluyen más productos de parafarmacia.

Además, siempre ha existido mayor tensión entre las farmacias y las parafarmacias. Es más, como consecuencia de ello, muchos proveedores, sobre todo los laboratorios farmacéuticos que proveen también de parafarmacia, se ven amenazados por su principal cliente -la farmacia-. Y se niegan, por tanto, a servir a parafarmacias, aunque otros proveedores especializados en productos de parafarmacia sirven sin problema.

Recomendaciones para abrir una parafarmacia

Las principales recomendaciones a atender son:

LOCAL: Es conveniente buscar un local en una calle con mucho tránsito o en poblaciones en las que no existan o estén lo suficientemente alejadas de farmacias y herbolarios.

  • Tipo de población: Lo ideal es estudiar el tipo de población previamente para hacer una distribución empírica de las categorías a desarrollar.
  • Tipo de local y espacio: Deberá ser en un local con una iluminación clara, con muebles versátiles y con un buen escaparate que invite a entrar y permita visualizar el establecimiento desde fuera. Además, si queremos diferenciarnos de la farmacia, deberemos contar al menos con unos 70-80 m2 para colocar correctamente los productos. Sin apelmazarlo en la exposición.
  • Tipo de contrato (¿compra o alquiler?): Asimismo, si el local no es en propiedad, hay que cerrar un contrato de alquiler de al menos 5 años. También contar con una provisión de fondos que sea capaz de hacer frente al menos a unos 3-5 meses de alquiler. Pero también que sirva para otros aspectos como la reforma, el mobiliario y al supuesto stock de seguridad.
  • Reforma del local: Al plantearse la reforma, se debe contar con un pequeño almacén, no con demasiada capacidad, para evitar acumulaciones de stock sobre todo al inicio. De este modo, el objetivo será ir evaluando el comportamiento de las diferentes referencias en ese mercado nuestro.

Además de este gasto hay que valorar un colchón con el que ser capaz de afrontar los gastos propios de cualquier negocio (luz, agua, teléfono, nóminas e imprevistos).

Trámites y normativa a tener en cuenta

Para establecer la parafarmacia hay una serie de trámites imprescindibles administrativos y normativa. Estamos hablando de aspectos como la constitución de la sociedad, la correspondiente licencia de apertura o Licencia de Actividad. Ésta se solicita en cada Ayuntamiento. Para ello es conveniente concertar cita con el departamento correspondiente… Así también habrá que darse de alta en Hacienda, estudiar si convendría o no constituir una S.L, etc…

¿Cuánto beneficio aporta?

La ganancia dependerá del margen de beneficio bruto. Éste es el resultado de la diferencia de las compras y las ventas.

El margen se debe establecer según el poder adquisitivo de la zona. Pero también de la competencia y la diferenciación. Aunque lo normal en parafarmacia con fluctuaciones de unas categorías a otras es trabajar con un margen que oscile entre el 30% y 40%.

Diferenciación en la parafarmacia

La diferenciación vendrá de la mano del ofrecimiento de:

  • Servicios: En una parafarmacia es conveniente ofrecer descuentos de parafarmacia y dietética . Pero también vender servicios que, a diferencia de la farmacia, se pueden cobrar al ser un negocio no regulado. Esto se puede hacer a través del equipo de la parafarmacia. Aunque también se puede llevar a cabo con otros profesionales que vengan a ofertar, por ejemplo: tratamientos de estética, asesoramiento nutricional, yoga, pilates, y todo lo relacionado con un negocio de parafarmacia.
  • Consejo y asesoramiento en temas de salud: Es importante la formación del equipo en habilidades comerciales y en conocimiento de surtido y producto. Asimismo, es vital que sepan en cada momento qué recomendar. Por ello, hay que poner en el centro al cliente, escucharle, sondearle y recomendarle la mejor solución para que se quede muy satisfecho. De manera que eso le lleve a repetir compras y fidelizarse con el negocio.
  • Marketing off y online: Utilizar herramientas con las que atraer al público presencial o digital. Tan importante es presentar campañas de marketing y promociones en el establecimiento como tener una buena página web con tienda online, blog y redes sociales donde publicar todo lo que acontece en el establecimiento incluyendo servicios y ofertas.

Es cierto que se puede abrir la parafarmacia desde cero con todo lo que ello conlleva. Pero otro sistema por el que han optado gente profana al sector ha sido unirse a una franquicia. La ventaja de esto es que la inversión es menor. Aunque eso conlleve el inconveniente de tener que seguir las pautas de la franquicia.

Algunas de las franquicias de productos de parafarmacia, herbolarios o similares que te encontrarás en España son las siguientes:

  • Farmanatura
  • Farmarosa
  • Vitalsana
  • Farmatural
  • Obire

Estas empresas ofrecen asesoramiento y acuerdos cerrados beneficiosos para el inversor en productos y marcas líderes del sector de diversas categorías de producto. Se lleva a cabo bajo una marca e imagen propia que el público identifica más fácilmente. Y para ello la franquicia ofrece además de una amplia formación inicial y continua, un asesoramiento profesional contante.

Artículos relacionados con Como abrir una parafarmacia:

Esta web utiliza cookies
asefarma.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Al navegar por nuestra web, consientes el uso de todas las cookies especificadas en nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacta con Asefarma