Home > Noticias > Oncología, especialización y categoría necesaria en la farmacia .
5/2/2020

Oncología, especialización y categoría necesaria en la farmacia



Cremas hidratantes, protectores solares, reforzantes de uñas, lágrimas artificiales o suplementos son productos habituales dentro de la farmacia pero que muchas veces no se ofrecen al paciente oncológico para sobrellevar mejor el proceso por desconocimiento de que está enfermo o por falta de preparación para desarrollar un consejo especializado. 



Por este motivo, en el Día Mundial Contra el Cáncer, el espacio Asefarma ha acogido gracias a la colaboración de los fundadores del Proyecto Hydroskin Oncology, una formación bajo el título ‘Labor asistencial integral del farmacéutico en el cuidado del paciente oncológico’, con el fin de resolver dudas al farmacéutico a la hora de ofrecer un consejo profesional acertado y eficaz a este tipo de pacientes. 



El cáncer es una enfermedad con alta prevalencia en España. La Sociedad Española de Oncología estimó en 2019 que el de colon y recto (44.937), el de mama (32.536) y el de pulmón (29.503) fueron de los cánceres que más casos registraron en España. Además, como ha señalado Juan Manuel Martín uno de los fundadores del Proyecto Hydroskin, estadísticamente las probabilidades de conocer a una persona que tenga o haya tenido cáncer son muy altas. “las personas que entran en una farmacia tienen a un amigo con cáncer entre sus 50 amigos”, ha explicado.



Acercarse al paciente para satisfacer sus necesidades



Como han explicado a lo largo de la exposición, tanto Juan Manuel Martín como Montserrat Abanades, cuando a un paciente se le diagnostica de cáncer, siente miedo ya de la propia palabra, tiene grandes dificultades para entender el lenguaje científico con el que le hablan los doctores, tiene la sensación de recibir poca información y acude a Internet -provocando con ello una mayor desinformación y miedo-… Además, en ocasiones no encuentra el apoyo que necesita en sus amistades o en el ámbito laboral. 



Asimismo, a medida que avanza el tratamiento de un paciente con cáncer, los efectos secundarios que pueden aparecer son múltiples y su abordaje puede ser mucho más sencillo con la ayuda del farmacéutico: un perfil sanitario cualificado, cercano y de confianza que puede ofrecer productos especializados para tratar los efectos secundarios del cáncer. 



Un espacio dedicado al cáncer y formación continuada



¿Y cuál es el papel de la farmacia y del farmacéutico en torno a los pacientes oncológicos? “Queremos que las farmacias sean una ayuda más para los pacientes oncológicos” por lo que los fundadores de Hydroskin han recomendado a los asistentes a la jornada, la creación de un espacio oncológico, la formación de una sola persona del equipo o incluso del equipo completo sobre esta enfermedad, la ampliación de conocimientos en necesidades más específicas de estos pacientes y, sobre todo, la reivindicación del papel de la farmacia en el abordaje a través de los medios o perfiles sociales…



Un vídeo en el que se vieron pacientes reales puso el broche final a una jornada que abre el ciclo formativo de Asefarma para este 2020 y que ha servido como homenaje real en este 4 de febrero, Día Mundial contra el Cáncer. 




Volver