La elección de un color u otro es más importante de lo que muchos se piensan. La farmacia como punto de venta ha tenido que ir evolucionando y realizar cambios importantes en su estructura, asemejándose a otros establecimientos de retail. El objetivo de la farmacia, con todo esto, es llamar la atención lo suficiente como para atraer al cliente que pasa por su puerta apelando a los sentidos como la vista, el olfato, el oído, el tacto o el gusto. Bernd Schmitt decía que: «el hombre recuerda el 1% de lo que palpa, el 2% de lo que oye, el 5% de lo que ve, el 15% de lo que degusta y el 35% de lo que huele».

La psicología del color en farmacia

De aquí la importancia del marketing sensorial, en la intención de conseguir llegar al “corazón “del consumidor, asociando a cada establecimiento con experiencias únicas que provocarán diferentes percepciones, a través de los cinco sentidos. El desencadenamiento de emociones ayuda a difundir y dar a conocer una marca, de ahí la importancia de los detalles que nos hacen diferentes, porque la marca es la consecuencia que queda tras la experiencia.

En la farmacia, se comenzó trabajando con el sentido de la vista, para lo cual se fue buscando crear la mejor impresión inicial de manera que con la primera percepción, el cliente al entrar en el establecimiento pudiera recibir un gran impacto. Y que esta sensación le llevara a no olvidar nuestro espacio de salud, por su diferenciación y especialización.

Identidad visual y color

En el diseño de farmacias, es importante conseguir facilitar la accesibilidad al producto y crear también un ambiente agradable para que el cliente se sienta a gusto. ¿Cómo hacerlo? Utilizando para ello una gama de colores muy escogidos y que además vaya en línea con la identidad visual de la farmacia y, por último, tener una iluminación óptima con la que se haga más presente el producto, en una exquisita exposición del lineal y del surtido sobre él.

Cuando pensamos en la farmacia, debido a la psicología de los colores, la asociamos directamente con el verde, que es un color muy relacionado con la naturaleza y todo lo natural. El verde, transmite serenidad y armonía pero, a la vez, emite también un efecto calmante y curativo, muy en línea con la salud.

Cómo elegir el color de imagen de la farmacia

A la hora de elegir el color de la imagen de nuestra farmacia, cada color transmite cosas diferentes y tiene su significado:cual-es-el-color-ideal-para-una-farmacia

  • Con el azul, se transmite fuerza, sabiduría y confianza.
  • El blanco significa pureza y transmite luz, aportando una connotación claramente positiva.
  • Y, aunque el negro en sentido contrario puede transmitir oscuridad y negatividad, es claramente elegante.

Otros colores que son de por sí alegres y son altamente energéticos y vitales, son los naranjas y los amarillos, pero sin duda el color más pasional es el rojo, que transmite mayor intensidad emocional.

Cualquier color puede utilizarse o combinarse con otros, en diferentes espacios según cual sea nuestra especialización. Por eso, en muchas ocasiones se recurre al negro en farmacias especializadas en dermocosmética, al verde en aquellas con mucho desarrollo en la categoría de natural… Pero, en cualquier caso, lo realmente importante es mantener un equilibrio de colores. Al final se trata de un espacio dedicado al cuidado de la salud y el bienestar y en donde debe predominar la armonía y el equilibrio cuerpo y mente. Por esto es primordial la elección del color o los colores de la farmacia y aplicarlo con coherencia en los diferentes elementos de comunicación visual. Sin duda alguna, esta decisión otorgará mayor personalidad y solidez a nuestro proyecto a nuestra imagen de marca.

Artículos relacionados con Cuál es el color ideal para una farmacia: