El SPD surge como un servicio que viene a completar la atención farmacéutica en las farmacias comunitarias con el objetivo de contribuir a mejorar la adherencia del tratamiento farmacológico a aquellos pacientes que lo soliciten. En concreto para aquellos que tienen problemas con el proceso de uso de los medicamentos y para aquellos pacientes cuyo médico prescriptor vea como susceptibles de beneficiarse de esta nueva prestación asistencial. Es recomendable que el farmacéutico se ponga en contacto con el médico de cabecera, o bien con el especialista que controla al enfermo en cuestión, para informarle de la inclusión de su paciente en el servicio de dispensación personalizada. De esta manera, fomentamos la atención farmacéutica multidisciplinar del paciente.

 

PREPARACIÓN DEL SPD AUTOMÁTICO EN FARMACIA

La preparación del SPD en farmacias es aplicable a todos los medicamentos que, por sus características fisicoquímicas y galénicas, con o sin su acondicionamiento primario, puedan permanecer estables en el SPD durante el tiempo previsto para su utilización. Por el contrario, y salvo que se reacondicionen en su acondicionamiento primario no debe aplicarse a medicamentos higroscópicos, comprimidos dispersables, efervescentes o sublinguales, o galénicas que serán imposibles de reacondicionar como pomadas, gotas etc…

el-sistema-personalizado-dosificacion-personalizable-SPDEl farmacéutico titular es el responsable del programa de SPD automático, aunque no implica que sea el único que pueda ejecutarlo, pues cualquier farmacéutico que forme parte de la estructura de la oficina de farmacia y que esté debidamente acreditado podrá actuar tanto a nivel asistencial como técnico de los procesos que se desarrollan en el programa automático de SPD. El personal técnico o auxiliar de la farmacia puede participar en la elaboración de los blisters pero la comprobación final ha de ser verificada  por un farmacéutico.

La farmacia debe disponer de instalaciones adecuadas para la implantación del SPD, material básico para la elaboración de los mismos y  asegurarse la farmacia de que su póliza de responsabilidad civil cubra  esta modalidad de trabajo.

Dentro de la farmacia debemos diferenciar:

– zona de atención personalizada que garantice confidencialidad

– zona de preparación y reacondicionamiento con una mesa de trabajo donde estarán solamente los medicamentos del paciente para el que se esté preparando el SPD

– una zona de almacenamiento con recipientes identificados con el nombre de cada paciente destinados a la custodia y conservación de la medicación constante

El primer paso a seguir en la puesta en marcha de un SPD automático es informar al paciente sobre qué es un SPD haciéndole saber la necesidad de disponer de los datos farmacoterapéuticos de forma actualizada y la obligación de comunicar cualquier cambio en el tratamiento, además de ofrecerle el servicio garantizándole la confidencialidad del proceso. En el caso de que el paciente acepte ha de firmar un documento de autorización y consentimiento informado para pasar a hacerle la entrevista inicial, donde  se registran los datos  personales y todo lo referente a la medicación y a los problemas de salud del usuario, revisando en ese momento la toma de  otros medicamentos.

Es recomendable disponer de un programa informático de gestión del SPD específico o integrado en la aplicación de la oficina de farmacia aunque también se puede hacer de forma manual.

Con todos los datos sobre el tratamiento se irán llenando los blisters siempre bajo la supervisión del farmacéutico en la zona de la farmacia destinada o reacondicionada para ello. Antes de cerrar el dispositivo SPD se tiene que hacer un recuento de las unidades para comprobar un correcto llenado del mismo y el número de registro, sellando y etiquetando el blíster: en el anverso con los datos del paciente y de la farmacia y en el reverso con la información relativa a la medicación.

Una vez preparado el dispositivo se entregará al paciente, siendo éste desde ese momento, el responsable de su conservación y almacenamiento.

 

¿CUÁL ES EL PRECIO DE UN SPD?

Este servicio de alta cualificación profesional que ofrece la farmacia a pacientes crónicos, polimedicados e incumplidores conlleva unos costes que hay que tratar de rentabilizar y además  aportan un valor al servicio que de ser gratis no se tendría en cuenta, ni por parte del paciente ni de la propia administración. No hay una cantidad estipulada, pero el precio de un SPD en farmacia ronda entre los 20 y los 35 € por paciente y mes.

 

Artículos relacionados con Qué es un sistema personalizado de dosificación SPD:

Cómo atender en la farmacia

Horario de las farmacias

Funciones del técnico en farmacia