Tras más de dos meses de confinamiento en España, los pacientes han experimentado una serie de cambios (estrés, insomnio, ansiedad) que en ocasiones están trasladando al farmacéutico.

 

En torno a esta premisa, desde el área de formación de Asefarma se ha desarrollado hoy el primer curso exprés en modalidad 100% online. A esta sesión formativa han asistido cerca de una treintena de farmacéuticos. El objetivo ha sido conocer las claves para una ‘Venta-consejo adecuada desde el mostrador de la farmacia para tratar los cambios y efectos del confinamiento en los pacientes’.

 

CAMBIOS EN LOS PACIENTES TRAS EL CONFINAMIENTO: OTRO TIPO DE PRODUCTOS

Según los informes presentados por las consultoras de referencia en el país, las ventas de parafarmacia han descendido notablemente a lo largo estos meses.

La razón ha sido que que aquellos que acudían a la farmacia las primeras semanas tras decretarse el estado de alarma, lo hacían para comprar únicamente productos de primera necesidad, medicamentos, guantes y mascarillas.

CAMBIOS FÍSICOS Y EMOCIONALES EN LOS PACIENTES TRAS EL CONFINAMIENTO

 

Por ello, como ha indicado Isabel Morales, consultora de Asefarma “el farmacéutico continúa en primera línea de atención”. Además, “ahora es el momento de que el farmacéutico sea solvente para tratar de cubrir las necesidades del paciente”. También que recupere de nuevo su confianza. “Porque ahora nos encontramos con un tipo de paciente al que el confinamiento le puede haber afectado física o emocionalmente”.

En este sentido, deberá fomentar hábitos de vida saludable, con productos como la Rodhiola, la tila, la lavanda o las yemas de higuera. Estos productos, complementados con otros de parafarmacia como, por ejemplo, vitaminas, pueden contribuir al bienestar del paciente.

 

Lo mismo ocurre con las consecuencias de tipo físico como la retención de líquidos o el aumento de peso. Efectos, fruto de los malos hábitos y del sedentarismo. Éstos, “pueden solventarse con drenantes y con productos sanitarios como, por ejemplo, las medias de compresión”.

UN PROTOCOLO DE ACTUACIÓN PARA COMPLEMENTAR LA FORMACIÓN PARA EL FARMACÉUTICO

Como complemento, en esta formación, desde Asefarma se ha diseñado y ofrecido a todos los asistentes un protocolo a seguir. el objetivo es poder abordar las principales dolencias del paciente tras el confinamiento. “Con este documento se puede formular un argumentario para abordar el insomnio, el estrés, el decaimiento… Además, en él hemos incluido algunas preguntas que pueden ser claves para abordar un consejo adecuado desde la farmacia ante los posibles cambios de humor, aumento de peso o inestabilidad que puede estar presentando el paciente debido al confinamiento”.

 

Finalmente, desde el punto de vista del marketing, como ha indicado Isabel Morales, “hay muchas posibilidades y se empieza trabajando la comunicación directa con el paciente”. Además, ha matizado que sería “muy recomendable colocar todos los productos relacionados con el COVID-19 en un mismo espacio. También situar junto a ellos, productos complementarios. Además, se deberá difundir el mensaje de todas las campañas sanitarias impulsadas por el gobierno. Y asimismo, colocar carteles e infografías informativas por la farmacia. Y por último, elaborar folletos con consejos; campañas…”.

 

Con la sesión exprés de hoy, desde el área de Formación de Asefarma hemos arrancado con un interesante planning formativo de carácter online. Se trata de cursos específicamente preparados para el farmacéutico.

A lo largo de las próximas seis semanas, celebraremos una videoformación semanal. Y en ellas abordaremos los aspectos básicos para la atención al paciente. También otras píldoras informativas y preparación de campañas específicas y estratégicas desde la farmacia.

 

La próxima cita será el miércoles 3 de junio, a las 13:30h. Una nueva sesión exprés en la que se abordará qué consejo ofrecer sobre salud íntima en los diferentes tramos de edad de la mujer. La formación será desarrollada de nuevo por Isabel Morales, farmacéutica y consultora de Asefarma.