¿Qué horario tiene una farmacia? Horario mínimo de farmacia

El horario mínimo de la farmacia depende de la comunidad autónoma donde se encuentre el establecimiento. Pero según normativa se ha de cumplir un mínimo de 40 horas semanales para garantizar la asistencia sanitaria total al público.

Como decíamos en post anteriores no en todas las comunidades y provincias esta norma se rige de igual manera. En la Comunidad de Madrid, según el marco legal actual se establece que los horarios de atención al público de las oficinas de farmacia en esta comunidad vienen regulados en los artículos 3 y siguientes del Decreto 259/2001, de 15 de noviembre.

De acuerdo a la normativa, se insta a que el horario mínimo de apertura de una farmacia debe ser de 9:30h a 13:45h y de 17:30h a 20:30h. En otras comunidades hay provincias donde las horas de apertura se rebajan a 38-39h a la semana. Siendo el titular quien decide su horario.

También hay que prestar especial atención a la propia situación de la farmacia. Es decir, si está ubicada en una calle poco transitada o sin visibilidad. Además de tener un horario tradicional, que ayudará a ahorrar costes. Esto es así porque los clientes, por norma general, serán los propios vecinos del barrio que ya conocen la ubicación y el horario. Por el contrario, si la farmacia se encuentra en una calle muy concurrida, tener un horario ampliado sería la mejor opción. Porque los potenciales clientes no conocen, generalmente, al farmacéutico y acuden a él porque tiene en ese momento la farmacia abierta.

Ampliar el horario de una farmacia

Para decidir una ampliación del horario de apertura es conveniente previamente estudiar la afluencia de público por franja horaria. Y tener en cuenta además el horario que tiene la competencia.horario-de-la-farmacia-rentabilidad

Este estudio ayudará al farmacéutico a formarse una idea más sólida en la que sustentar la decisión de embarcarse en una ampliación de horario. Calibrando por supuesto el coste-beneficio de esta nueva situación. De ser así tendrá que escoger a qué módulos se acoge.

En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, actualmente aquellas farmacias que quieran contar con horario ampliado fuera del convencional sólo pueden acogerse a tres modalidades:

  1. De 9:30h a 21:30h (las farmacias de 12 horas)
  2. De 21:30h a 23:00h
  3. De 24 horas durante todo el año. Aunque ya la futura nueva ordenación farmacéutica augura una libertad de horarios mayor siempre que se cubra unos horarios mínimos.

Solicitar cambio en el horario de una farmacia

Hoy por hoy, para realizar un cambio de horario bastaría con presentar la solicitud con un mes de antelación si se va a ampliar. Y con 3 meses si lo que quiere es reducirlo. Siendo así, por ejemplo, es lógico pensar que una farmacia de núcleo urbano donde existe un tránsito de gente continuo será una firme candidata a implantar un horario ampliado. Porque con uno normal perderá oportunidades de venta y al contrario a una farmacia única en una población pequeña con poca afluencia de personas, no le resultaría beneficioso un horario ampliado. Cuanto menos, uno de 24 horas.

Otro aspecto fundamental a tener claro llegado el momento de ese cambio de horario es conocer cuántos farmacéuticos adicionales tiene que tener la farmacia en base al horario escogido. Porque, el incumplimiento de la norma actual supone una infracción grave con sanción.

El número de farmacéuticos necesarios es siempre proporcional a las horas en las que se amplíe la apertura siendo obligada la contratación de farmacéuticos adicionales en el mismo instante en el que se autoriza la ampliación. Por eso, así como para una farmacia en horario normal se requiere sólo un farmacéutico porque puede cubrir las 40 horas estipuladas. Así, para un horario ampliado de 12 horas se necesitarán al menos 2 farmacéuticos si es de lunes a sábado. O incluso 3 si es de lunes a domingo. Porque se realizarán de 72 a 84 horas semanales. En el caso de abrir hasta las 23 horas, como el horario aumenta de 81 a 94 horas semanales, se incrementa la demanda de facultativos que atiendan al cliente. Llegando incluso en el caso de las 24 horas a necesitar de 4 a 5 farmacéuticos.

Necesidades de la farmacia a nivel personal y horario

Una vez decididas las necesidades de la Farmacia a nivel de personal y horario, hay que estructurar la jornada según el número de operaciones por franja horaria. Para dimensionar exactamente el personal necesario en cada bloque dependiendo de la actividad de la farmacia. Pero manteniendo siempre al menos un farmacéutico.

En casi todas las farmacias exceptuando aquellas que están cerca de un centro hospitalario, empresarial o comercial la actividad transcurre del mismo modo: con menos movimiento en las primeras horas de la mañana, para intensificarse a partir de mediodía y ralentizarse después en la hora de comer. Y repitiendo ese mismo patrón durante la tarde. Por esa razón el titular incrementará el número de empleados según se incremente el número de visitas al establecimiento. Para atender correctamente la demanda de cada cliente.

Potenciar la rentabilidad de la farmacia

Es importante saber también cómo potenciar al máximo la rentabilidad del negocio en los momentos de baja actividad. Siendo estos instantes en los que hay que proponer actividades en el espacio de venta que atraigan al consumidor o trabajar a nivel de rebotica todo lo relacionado con la gestión interna, como es las compras, las reposiciones, las recepciones, el control del almacén…

Un farmacéutico puede estar apoyado por personal técnico o auxiliar. Pero siempre hay que atender a que el coste que cada uno genera requiere de una facturación mínima de unos 250.000 euros por cada uno de ellos para compensar.

Número mínimos de operaciones

Por eso, para poder rentabilizar el horario ampliado de apertura, hay que lograr un número mínimo de operaciones. Que serán una de las herramientas con las que llegar a un mínimo de facturación. Además del ofrecimiento de una atención idónea por parte del empleado. Puesto que la ampliación de horario supone un incremento de costes en personal. No olvidemos que el número de personas que atienden el mostrador debe ser suficiente como para ser capaces de atender profesionalmente la demanda de todos los clientes. Cada cliente requiere un tiempo mínimo de atención que ronda los 3-3,5 minutos con la que  ofrecerle una dispensación óptima y una atención de calidad. Porque cuando hay un desfase  entre la cantidad de personal y la influencia de público trae consigo una pérdida, bien al ofrecer una mala calidad de servicio porque cuando carecemos del personal necesario se tiende a una falta de tiempo para la atención o bien un coste económico. Esto es así porque ese exceso de personal no  se ve compensado con  los ingresos que son capaces de generar.

El aumento de horario trae nuevas contrataciones. Pero también si nos arrepentimos de dicha ampliación podemos despedir. La propia normativa establece la forma para reducir el horario comunicándolo a la Consejería a través del Colegio con un plazo de 3 meses de antelación. Pudiendo sólo entonces reducir la plantilla, como un despido objetivo por causas de organización. Aunque en muchas ocasiones el empleado suele recurrir terminando el titular en la situación de tener que negociar con el trabajador o asumir el coste del despido.

 

Artículos relacionados con Ampliar el horario de una farmacia