Gran parte de las farmacias pasan de padres a hijos pero hay muchas ocasiones en las que se desea adquirir una nueva con mejores prestaciones o simplemente hay que empezar desde cero. Comprar una farmacia no resulta sencillo si no se cuenta de primeras con una gran suma de dinero y por ello lo más aconsejable es apoyarse en un especialista que ofrezca asesoramiento financiero cuando se decida a dar un paso tan importante.

En el último año han sido numerosas las consultas recibidas acerca de cómo se puede llegar a tener una farmacia propia sin contar con muchos recursos económicos iniciales. Y bien, todo es sentarse con un especialista y empezar a hacer cálculos porque tal vez lo que inicialmente parecía inalcanzable, poco a poco comienza a ser “bastante viable”.

 

¿CÓMO SE FINANCIA UNA FARMACIA?

como-financiar-una-farmaciaUna vez que se conocen todas las herramientas que tenemos al alcance para llevar a cabo la financiación, hay que realizar una tasación y valoración de la farmacia, negociar el precio y finalmente pasar a diseñar la planificación económica teniendo en cuenta todas las variables que puedan estar en juego a nivel individual.

Cada comprador tiene unas particularidades concretas pero a la hora de meterse en una “hipoteca” para la farmacia, para conseguir ese préstamo para la misma, de primeras, el interesado deberá contar con una aportación inicial de fondos propios: El banco le pedirá al farmacéutico contar con un porcentaje mínimo del total del precio acordado definitivamente y normalmente ese porcentaje mínimo suele situarse en torno a un 20%.

Por otro lado, la entidad financiera puede requerir al farmacéutico interesado hipotecar algún inmueble para completar la financiación. Dichos inmuebles (o garantías reales como les llaman los bancos) deberán cubrir aproximadamente el 40% de la inversión total. Asimismo, tampoco hay que dejar de lado el crédito mobiliario que será el que le permita equipar la farmacia de estantes, cajoneras, dispensarios y tecnología necesaria para poder ejercer el trabajo en su día a día.

Después, el resto de la financiación –el 40% restante- tendrá como garantía el fondo de comercio, es decir, los derechos de continuación del negocio o licencia de la oficina de farmacia. Los porcentajes expuestos para alcanzar la financiación son aproximados y sirven tanto de guía como de punto de partida a la hora de estudiar la financiación y viabilidad de la compraventa de una oficina de farmacia.

En cada caso habrá que examinar su situación personal con un estudio de viabilidad 100% personalizado. Hay multitud de opciones a la hora de financiar una farmacia porque cada caso en concreto tiene unas características determinadas.

 

Artículos relacionados con: ¿Cómo financiar una farmacia?

• ¿Es buen momento para comprar farmacia?

• Pautas para una correcta financiación para la compra de una farmacia

• Reformas en la farmacia, ¿cómo empezar?