La compra de farmacia ha evolucionado mucho en los últimos años, pues aunque se disponga de un capital inicial, suele ser habitual que se requiera de financiación externa para la adquisición de la oficina de farmacia y para ello es fundamental realizar un estudio previo de la operación.

Para poder conocer las opciones financieras a la hora de afrontar la compra de una farmacia, es necesario conocer el importe total de la inversión (precio y gastos de la operación) así como los fondos propios que estamos dispuestos a invertir en el negocio, la diferencia es lo que necesitaremos pedir al Banco.

 

CONDICIONES PARA QUE SE APRUEBE LA HIPOTECA:

hipoteca-mobiliaria-financiacion-farmaciaPara que un Banco nos apruebe la financiación de la compra de una oficina de farmacia, se tienen que cumplir varias premisas, que hay que tener en cuenta:

1.- Endeudamiento: Es la cantidad que se solicita al Banco para financiar, ésta cantidad no suele superar el 80% de la inversión total, por lo que, el 20% restante lo tenemos que aportar nosotros con fondos propios

2.- Garantías: La cantidad a financiar por el Banco (80%) debe quedar debidamente garantizada, la oficina de farmacia es la garantía principal de este tipo de operaciones, mediante hipoteca mobiliaria sobre establecimiento mercantil y si hiciese falta alguna garantía adicional, se podrán utilizar otras, tales como viviendas, locales, fondos de inversión…

Para que la Oficina de Farmacia sirva como garantía se hace a través de una hipoteca mobiliaria que funciona de forma similar a la hipoteca sobre bienes inmuebles. Sin embargo, hay que contemplar algunas peculiaridades que no se deben olvidar:

Si la farmacia perteneciese a distintos titulares, solo podrá hipotecarse en su totalidad y mediante el consentimiento de todos los propietarios, aunque sea uno sólo el que solicita el préstamo de la hipoteca, se debe constituir en escritura pública y para ello no podrán existir pagos aplazados de precio.

La oficina de farmacia deberá estar instalada en local de negocio del que, el hipotecante sea propietario (por compra) o arrendatario (por alquiler) con facultad de traspasar. La duración del contrato de arrendamiento deberá coincidir como mínimo con el plazo de la hipoteca y deberá posibilitar la cesión a un tercero, sobre todo en caso de ejecución hipotecaria sin que para ello sea precisa la autorización del propietario del local, al que se le notificará que se ha constituido hipoteca mobiliaria sobre el negocio que tiene instalado en su local.

3.- Reembolso: Para que una operación financiera sea viable, además de las dos premisas anteriores, la operación tiene que tener viabilidad de pago, entendida ésta como aquélla cantidad que se estima debe quedar como remanente después de pago de préstamo.

En cualquier caso, siempre es positivo contar con un asesor financiero que le lleve de la mano a la hora de tomar una decisión en la contratación de una hipoteca mobiliaria para su farmacia. Esto es mucho más efectivo que comprobarlo con cualquier simulador de hipotecas de farmacia o la hipoteca mobiliaria que se vaya a contratar para cualquier otro establecimiento mercantil.

Artículos relacionados con: Hipoteca mobiliaria en la financiación de farmacia:

Financiación en la compraventa de farmacias

Cómo financiar una farmacia

Cuánto cuesta una farmacia