Home > Blog > ¿En todas las farmacias se pueden hacer pendientes? .
12/3/2020

¿En todas las farmacias se pueden hacer pendientes?



Actualmente la Farmacia en España se ha convertido en un establecimiento de Bienestar y Salud, en la que el equipo farmacéutico no sólo se dedica a dispensar medicamentos, sino también a ofrecer una atención que requiere asumir funciones mucho más amplias, viéndose obligadas a incorporar servicios de todo tipo. 


Referente al servicio de pendientes en la oreja o "perforación de la oreja", la Farmacia es uno de los establecimientos elegidos por el cliente por la cercanía y la confianza. Se trata de un servicio altamente popular y demandado que no requiere inversiones importantes para su puesta en marcha. Este servicio se debe llevar a cabo por personal acreditado con formación, con medios y condiciones higiénicas sanitarias adecuadas. Para aportar este servicio, además es necesario habilitar un espacio limpio, desinfectado y ordenado, por supuesto contar con un Procedimiento Normalizado de Trabajo para realizar este servicio. 


NORMATIVA SOBRE LOS PENDIENTES EN LA FARMACIA


Existen leyes autonómicas que regulan la perforación cutánea y otras prácticas similares de adorno corporal, por lo que cada comunidad autónoma dispone de su propia ley que establece la propia definición de piercing y determina quiénes son los profesionales competentes para su práctica. 


En este tema se requiere avanzar también en materia jurídica, instaurar a nivel nacional en la que se defina una unanimidad de trabajo en todas las zonas territoriales estableciendo pautas y límites de actuación. En ausencia de esa regulación, la Comunidad de Madrid permite perforaciones de oreja siempre que no perturben al cartílago y se utilicen procedimientos de abrochado automático de un solo uso, siendo éste de acero quirúrgico, titanio y oro (materiales hipoalergénicos). 

RIESGOS DE LA PERFORACIÓN DEL LÓBULO DE LA OREJA


El lóbulo es la zona menos problemática para realizar la perforación frente al cartílago cuyo tejido es más compacto y dificulta la recuperación.  


Puesto que se trata de una práctica que entraña riesgo potencial tanto al personal que lo realiza como para los usuarios del servicio y hay  posibles efectos secundarios, es recomendable que el farmacéutico, haga firmar un consentimiento informado de los posibles riesgos y cuidados posteriores, que serán necesarios con el fin de que quede una copia firmada en la farmacia y anotar el nº de lote del blíster donde vienen los pendientes. De esta manera, la farmacia queda, en cierto modo, respaldada si existe alguna complicación al respecto. Estos documentos se hacen imprescindibles en todas las comunidades, pero sobre todo en aquellas en la que la legislación no ampara este tipo de actuaciones. Tampoco nos debemos olvidar, en el caso de que sea un menor de edad el que quiera ser sujeto del servicio, contar con el consentimiento de los padres o de su representante legal por escrito y custodiar dicho permiso . 


Se estima que en torno a un 30% de clientes que se perfora las orejas suelen tener complicaciones que remiten en los primeros días o semanas; si no se realiza por personal cualificado y con condiciones higiénico-sanitarias necesarias. 


Dentro de los riesgos más comunes en la perforación del lóbulo de oreja es la irritación que puede provocar el material del pendiente que suele aparecer en las primeras 48 horas como  inflamación, o  dermatitis de contacto.  Otras complicaciones vienen ocasionadas por una infección local, aunque hay otro tipo de riesgos asociados  más relacionados con la hepatitis B o C, el tétano, VIH, etc…, siendo  conveniente tanto para el usuario como para el personal de la farmacia estar al corriente en su calendario vacunal  y tomar las medidas higiénico-sanitarias pertinentes.


PRECIO DE HACERSE UN PENDIENTE EN LA FARMACIA


Por último, mencionar que el coste de este servicio varía de unas farmacias a otras y depende en muchas ocasiones del material utilizado ,y siempre es bueno acompañar el servicio aportando unos  cuidados básicos que debe tener el paciente después de ponerme pendiente: todos los días, antes de manipular los pendientes hay que lavarse las manos. Una vez, limpias efectuar una vuelta completa del pendiente y utilizar una solución de clorhexidina en spray.


En definitiva y a modo de conclusión, se hace evidente la necesidad de una normativa legal para todas las Comunidades que profesionalice el servicio y que el equipo esté capacitado y formado para poder ejercerlo. Como valor añadido al servicio, hay oficinas de farmacias que añaden la posibilidad de realizar una supervisión personalizada durante una semana, lo que garantiza un mayor éxito y sobre todo fideliza al cliente.   


Artículos relacionados con ¿En todas las farmacias se pueden hacer pendientes?:

¿Cómo hacer encuestas a los clientes de mi farmacia? 

Claves para la gestión de la farmacia 

Contabilidad en la oficina de farmacia


Volver