La pandemia ha acelerado el uso de nuevas tecnologías, incrementando el uso de aplicaciones relacionadas con la salud. Según la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación: en los Hogares de 2019, el 72% de los internautas busca información sobre salud.

La nueva era tecnológica y el avance de la misma obliga al sector Farmacia a adaptarse a favor de optimizar su gestión y mejorar la experiencia del paciente y su comunicación. A su vez, la trasformación digital es clave para mejorar nuestro negocio y ser más competitivos.

Equipamiento tecnológico en farmacias

Algunos ejemplos de equipamiento de tecnología para la Oficina de Farmacia cada vez más habituales son:

  • robotización
  • gestión de efectivo
  • estantería/exposición virtual
  • pantallas led/escaparate
  • punto de recogida de productos (click & collect)
  • autoservicio (kioscos)
  • vending 24h
  • gestión de turnos
  • etiquetas electrónicas
  • SPD automático
  • equipos de diagnósticos (dermoanalizador, control de glucosa, colesterol y triglicéridos, hipertensión, peso… )
  • Etc.

Sistemas informáticos para farmacias

A su vez, la Farmacia se ha adaptado a los cambios de hábitos y de consumo de la sociedad creando nuevos canales fiables y de confianza para sus clientes: perfiles propios en las principales redes sociales, pág. web, tienda online, blog, servicios/consultas de salud…

Y tampoco debemos de olvidar los principales programas de gestión (farmatic, nixfarma, unicop, farmanager…) que facilitan nuestros día a día junto con CRMs externos que gestionan las compras, ventas, empleados, clientes y stock de tu farmacia. Así como las plataformas asistenciales que vinculan a farmacéuticos y pacientes.

Todos estos recursos tecnológicos y más por mencionar, son una inversión en beneficio del incremento de ventas y fidelización de clientes.

El futuro tecnológico de la farmacia va más allá

No obstante, esto son algunos recursos tecnológicos usuales que están implantados en la farmacia, pero el futuro va más allá y tenemos que estar preparados y concienciados. Aunque a fecha actual es necesario salvar determinados obstáculos legales y económicos que garanticen ciertas actuaciones. Existe un escenario heterogéneo en busca de nuevas formas de acceder a los cuidados en Salud. Cada día está más cerca la opción de convertirnos en los denominados centros Point-Of-Care especializados competentes para dispensar medicamentos e instaurar terapias personalizadas.

Lo que es importante como clave del éxito es mantener el gran valor diferencial que nos caracteriza: potenciar el consejo farmacéutico y la cercanía con el paciente, ofreciéndole una atención integral.

Independientemente de los recursos tecnológicos en los que nos apoyemos para nuestro buen hacer farmacéutico debemos focalizar las estrategias digitales en:

  • la prevención
  • autocuidado
  • y en aquellos problemas de salud que más afectan a los pacientes

Hay que potenciar el rol del farmacéutico como prescriptores de salud.

En definitiva, no estamos ajenos a los desarrollos tecnológicos y como titulares de farmacia debemos pensar en el grado de satisfacción de nuestros pacientes, buscando la mejor calidad de vida para ellos.