Criterios de precio de medicamentos

El precio fijado de los medicamentos surge como consecuencia de la entrada en vigor, en julio de 2012, del llamado “copago farmacéutico”. Medida adoptada para mejorar la vida del ciudadano. El cual, en función de su edad, renta y grado de enfermedad, aportará un determinado porcentaje del precio final del medicamento que requiera.

A partir de este nuevo criterio de pago, con el que parte de la aportación era asumida por el sistema nacional de salud, se dispuso la necesidad por parte del gobierno de crear un precio de referencia para los medicamentos.

Este precio de referencia es definido como “la cuantía máxima con la que se financian las presentaciones de medicamentos incluidas en cada uno de los conjuntos que se determinen. Siempre que se prescriban y dispensen con cargo a fondos públicos”.

Cómo se fija el precio de un medicamento en España

El precio de referencia en España es fijado por parte del Estado en concreto por la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, entidad adscrita al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y que cuenta con la participación de los ministerios de Economía y Empresa, Industria, Comercio y Turismo, y Hacienda.

Además de ser negociado por la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos, esta entidad cuenta con el apoyo de tres comunidades autónomas que van rotando cada 6 meses, de manera que todas participen en el desarrollo de los precios de referencia.

Por tanto, los precios de referencias son comunes en toda España, a diferencia de otras cuestiones del sector farmacéutico cuyas decisiones son autonómicas, no estatales.

Por otro lado, y dado que progresivamente con la entrada en vigor de los precios de referencia, el medicamento disminuye su valor, existe el llamado “precio notificado”, ¿a qué se refiere? Éste hace referencia a un precio impuesto por parte del laboratorio que es superior al precio referido por el sistema nacional de salud. Con el objetivo de que la venta en la farmacia por receta pública tenga un precio inferior a su venta por receta privada, mejorando en este segundo caso el margen de las farmacias. Este precio notificado no afecta a todos los medicamentos, solo algunos como lágrimas artificiales y medicamentos de usos hospitalario para su venta a clínicas privadas.

¿Por qué las farmacias no saben que precios van a cambiar a final de año?

La falta de transparencia en el transcurso de la modificación de los precios tiene como objetivo aumentar el margen de negociación de gobiernos y compañías farmacéuticas en función de la cobertura pública, los copagos y la capacidad económica de cada país, y así mejorar el acceso de la ciudadanía a los medicamentos en virtud de la situación del país.

Si este proceso no fuese confidencial los precios se igualarían en todo el ámbito europeo, lo que empeoraría el acceso para los pacientes que vivan en países con una capacidad económica menor.