Uno de los empresarios más de moda en este país es, sin duda, Juan Roig, el presidente de Mercadona. Puede que no te guste mucho su gestión o incluso alguna declaración suya sobre la reforma laboral (llegó a comentar que Rajoy debería haber ido más lejos) o cuando hace poco se refirió a la web de sus supermercados como “es una mierda”, pero lo que queda claro es que no se muerde la lengua.

Pero entre sus frases más famosas, hay una en concreto con la que estoy de acuerdo al 100%: hace un par de años, en la inauguración del centro de emprendedores ‘Marina de Empresas’ de Valencia dijo «He recibido mucho de la sociedad y quiero devolvérselo». Somos parte de una sociedad y es muy importante que las Marcas, con su apoyo, aporten valor para hacer que crezca y se desarrolle. Porque como dice Roig, «Nos salen dos lecciones muy importante que hay que practicar y que a mí me han hecho triunfar: primero hay que dar y después recibir y, si recibes, tienes que devolver, sin preguntar si hay otros que lo están devolviendo».

Ahí radica lo que conocemos como Marketing Social, la aplicación de las técnicas de marketing para el análisis, planteamiento, ejecución y evaluación de programas sociales. Estos programas están diseñados para influir en el comportamiento voluntario nuestro público con el objetivo de mejorar su bienestar personal y el de su entorno social. ¿Cómo? Creando un producto social que cubra una necesidad que no está siendo satisfecha o que mejore los que ya existen.

TENDENCIAS EN MARKETING

Y como muchas de las tendencias en Marketing, fue puesta sobre la mesa por Kotler (sí, el de las 4 P) en los años 70 del siglo pasado. Según él, hay que seguir estos pasos para poner en marcha un programa de Marketing social:

1) Definir los objetivos del cambio social. ¿Qué cambio de mentalidad queremos impulsar desde nuestra farmacia? ¿Evitar el alcoholismo? ¿Acabar con el hambre en el mundo?que-es-el-marketing-social

2) Analizar las actitudes, creencias, valores y conductas del grupo objetivo al que se dirige el plan. Esto no debería ser nuevo, ya que hay que actuar de la misma manera para elegir la oferta de productos de la farmacia ¿no?: tener aquello que necesite nuestro entorno, porque como ya hemos dicho en otras ocasiones “la Farmacia se construye desde la calle y no desde el almacén”.

3) Elaborar un Plan de Marketing, evaluando las herramientas (fundamentalmente de comunicación) de que disponemos. Hay que poder llegar correctamente a nuestro público.

Por lo general, el Marketing Social puede ser aplicado por empresas, organizaciones y gobiernos, ya que el objetivo es transformar las actitudes y comportamientos sociales de nuestro entorno. Si tu mejor producto es el cuidado de la salud ¿no crees que este tipo de acciones son perfectas para la marca de tu farmacia? Además su beneficio está claro: aporta una buena imagen de tu Marca.

Artículos relacionados: