Home > Blog > Ventajas de estudiar Farmacia .
20/5/2020

Ventajas de estudiar Farmacia



La primera pregunta a la que hay que responderse a uno mismo antes de emprender esta aventura profesional es: ¿Te ves trabajando toda tu vida como farmacéutico? ¿Lo has pensado desde pequeñito o es una idea que puede ser transitoria? 


Si algo hay que tener muy claro es que si se toma esta dirección profesional, debe ser vocacional. Sobre todo, en aquellos trabajos en los que el farmacéutico está directamente en contacto con el paciente -véase el caso de la farmacia comunitaria-. 


¿Por qué estudiar farmacia?


Si echamos un ojo a las plataformas de búsqueda de empleo podemos ver que hay muchas vacantes disponibles para farmacéutico tanto en el ámbito comunitario, como en el de Industria. Es decir, podemos afirmar que las expectativas para encontrar trabajo una vez terminada la carrera, son realmente buenas. ¡Esta podría ser la primera gran ventaja!


Por otro lado, aunque ya recogimos el listado de las principales salidas profesionales con las que cuenta el farmacéutico, no está de más hacer una pequeña pausa para señalar que un farmacéutico además de tener vocación debe ser paciente, riguroso, tener habilidades comunicativas, ser muy observador, organizado, aptitudes científicas, saber trabajar en equipo… Si tienes todas o la gran parte de ellas… ¡Ya podemos recoger la segunda ventaja! Es un trabajo en el que te podrías desenvolver perfectamente por las cualidades iniciales con las que ya cuentas. 


Especialidades farmacéuticas


Otro de los motivos por los que estudiar Farmacia puede ser una buena opción es por las grandes posibilidades de especialización en las que se puede centrar el farmacéutico. Por ejemplo, un farmacéutico, además de trabajar en la oficina de farmacia, también podría hacerlo en el ámbito hospitalario. Y dentro de las especializaciones farmacéuticas que puede encontrar de forma reglada se encuentran también la formación en análisis y control de drogas y medicamentos, análisis clínicos, radiofarmacia, bioquímica clínica, inmunología clínica, microbiología y parasitología clínica… 


Además, en el ámbito educativo cada vez hay más formaciones de posgrado en las que el farmacéutico puede afinar su camino al finalizar la carrera. Es el caso de los doctorados o masters en Botánica, Biotecnología, Farmacognosia, Química física y orgánica, Biofarmacia, Administración y Dirección de empresas… ¿Te has planteado alguno de estos caminos? 


Por eso, si siguiéramos hablando de ventajas de estudiar farmacia podríamos desembocar en otro tipo de especialidades que poco a poco han ido surgiendo por adaptarse a la actualidad y las nuevas demandas que esta va requiriendo. Es decir, si hoy empiezas trabajando en Industria y al cabo de unos años te cansas, no te preocupes, porque otra de las grandes ventajas con las que cuentas es que puedes redirigir tu andadura profesional reciclándote o formándote un poquito más. Como ya te habrás podido encontrar, ya hay muchos expertos en marketing farmacéutico, en dermofarmacia y cosmetología, en salud pública, en investigación clínica, en sanidad ambiental, en dirección técnica de laboratorios y distribuidoras y… ¡Cómo no! Nuestra especialidad, la farmacia de atención primaria.  


Artículos relacionados con Ventajas de estudiar farmacia:


• Salidas profesionales de farmacia

Diferencias entre técnico de farmacia y auxiliar de farmacia

Diferencia entre farmacia y parafarmacia





Volver