Ahora bien, el titular, encargado del diseño de ese plan y de esa estratégica, guarda dentro de sí otras funciones que garantizan la buena marcha de la farmacia. Una de ellas, la gestión del equipo, permitirá –bien desarrollada– generar implicación en el personal que la compone, siempre que los ingredientes esenciales sean la proactividad y la motivación para el mismo.

Así, organización, formación y motivación, se convierten en los pilares sobre los que radica la gestión eficaz del equipo de la farmacia. Y un equipo bien preparado y motivado, es garantía de una excelente atención al cliente y de un aumento significativo en las ventas de la farmacia.

ORGANIZAR AL EQUIPO DE TRABAJO

A través de un organigrama jerárquico y funcional, dividido en diferentes áreas y con la figura del titular de la farmacia como líder, se consigue que cada persona del equipo sea consciente de cuáles son sus funciones y de cómo contribuye su trabajo a la organización.

FORMACIÓN del equipo.

Además de la formación académica, es necesario establecer planes de formación continuada para el equipo de la farmacia, que amplíen su conocimiento en atención farmacéutica, técnicas de venta y en producto.

MOTIVAR AL EQUIPO DE TRABAJO

La motivación empuja a alcanzar metas personales en la vida y proporciona los alicientes necesarios para el desarrollo de las capacidades, tanto personales como profesionales de la persona.gestion-del-equipo-clave-oficina-de-farmacia

Por tanto, conseguir equipos motivados e implicados con el plan estratégico de la farmacia, supone un gran éxito para la gestión de la farmacia y augura un futuro de excelentes resultados.

Es muy importante tener en cuenta, que a la hora de motivar, cada persona es diferente y las condiciones de motivación por tanto, varían mucho.

¿Qué necesita un empleado para estar motivado? La respuesta sería “más salario” que no necesariamente debe traducirse en términos económicos, puede materializarse en el denominado “salario emocional”, flexibilidad horaria, posibilidad de ascenso, acceso a la formación,…, citando a Frederick Herzberg–hombre de éxito en la gestión administrativa de empresas- “el dinero es un factor cuya falta produce insatisfacción pero cuya existencia no necesariamente garantiza la satisfacción”.

Por lo anterior, son varias las acciones que se pueden llevar a cabo para motivar al equipo:

– Establecer reuniones periódicas permitirá al titular (ejerciendo de líder) transmitir lo que piensa de cada uno de los empleados y qué ideas tiene para alcanzar los objetivos propuestos en el plan estratégico de la empresa.

Estas reuniones pueden ser grupales o individuales y tener periodicidad semanal, mensual o trimestral en función de los temas a tratar en ellas.

– Plan de incentivos. Implantar un plan de incentivos, requiere haber transmitido previamente y de forma muy clara cuáles son los objetivos del plan estratégico de la farmacia, distribuyendo responsabilidades y esfuerzos para conseguirlo.

Los incentivos deben:

– Ser rentables.

– Crear equipo.

– Valorar el esfuerzo individual.

– Oportunidad de crecimiento y desarrollo profesional en la farmacia.

– Apoyo en la formación continua del empleado.

Conjugar Motivación, Formación y Motivación en el equipo, permitirá al titular desarrollar una gestión eficaz del equipo de su farmacia. Los resultados serán palpables a medio plazo, destacando en ellos:

– La fidelización

– La mejora del conocimiento y cumplimiento del manual de organización interna

– La distribución de funciones y delegación de responsables.

– El establecimiento del plan de formación.

– La implantación del plan de incentivos.

– El fomento de la proactividad del personal del equipo.

Como conclusión, es labor del farmacéutico trabajar su día a día, abriendo camino de futuro para su oficina de farmacia, con el objetivo de mejorar la rentabilidad a través de una óptima gestión centrada en las compras, ventas, clientes,…sin dejar nunca a un lado, la gestión del equipo de la farmacia.

 

Artículos relacionados:

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row]