En la farmacia existen funciones vitales indispensables para prosperar, generar valor añadido y crecer de manera saludable. Toda Farmacia debería disponer de un organigrama jerárquico en el que se estructure por departamentos: recursos humanos y dirección, almacén, área comercial, área de compras, administración y el área de la farmacia en sí misma. A su vez, estos departamentos vendrán definidos por múltiples tareas, de las cuales se hace responsable a cada una de las piezas que conforma el equipo de la farmacia.

Acorde a lo que establece la normativa, es la Ordenanza Laboral para las oficinas de Farmacia, aprobada en 1975, la ley que regula todo el trabajo que se realiza en las farmacias y la organización del personal. En dicha normativa se diferencian varios cargos en la farmacia o tres roles profesionales, teniendo en cuenta las funciones que realizan y la preparación necesaria: personal facultativo, personal técnico y personal auxiliar.

Cargos en la farmacia: Personal facultativo o farmacéutico

Nos referimos a farmacéuticos de profesión, que cuentan con una licenciatura o grado en Farmacia. Es el responsable de la dispensación, adquisición y custodia de medicamentos, y también de la elaboración de las fórmulas magistrales y preparados oficiales.

Este personal facultativo puede ejercer como:

  • Farmacéutico titular: acreditado para abrir y gestionar una farmacia. Es el responsable de sus actuaciones y de las actividades que desarrolle el farmacéutico adjunto, el personal técnico y el auxiliar.
  • Farmacéutico co-titular: Dicho Farmacéutico licenciado comparte la pertenencia de la Oficina de Farmacia (gestión compartida), y debe tener un porcentaje de participación igual o superior al 20% del valor total de la Farmacia.
  • Farmacéutico regente: Farmacéutico no propietario del local (cargo temporal), nombrado en casos de fallecimiento del farmacéutico titular, o incapacidad legal por sentencia judicial o declarado la ausencia del titular de forma legal. Asume las mismas responsabilidades profesionales que el director técnico farmacéutico.
  • Farmacéutico sustituto: Farmacéutico que temporalmente asume las funciones, responsabilidades e incompatibilidades del titular o cotitular de la oficina de farmacia.
  • Farmacéutico adjunto:  Trabaja junto al titular de la Farmacia de forma simultánea, ejerciendo el mismo papel que el propietario de la Farmacia. En este caso, no es necesario que tenga ningún % de participación.

Personal técnico

Tienen una titulación correspondiente para poder ejercer y acometer la actividad diaria de una farmacia, pero siempre supervisado por un facultativo. Pueden ejercer como:

  • Auxiliar mayor diplomado. Encargado de organizar y de marcar objetivos al equipo. Se considera el líder.
  • Auxiliar diplomado. Se encarga de dispensar medicamentos y de formulación magistral.
  • Técnico en farmacia y parafarmacia. Cuenta con un título de grado medio, que le permite dispensar y elaborar productos farmacéuticos y afines y realizar la venta de productos de parafarmacia.

Personal auxiliar

Su principal función es dar apoyo a las tareas del farmacéutico y/o técnico. Sin duda una importante labor supervisada por profesionales de rango superior.

En conclusión, y una vez siendo conocedores de los diferentes roles en la oficina de farmacia, es muy significativo que la persona contratada encaje perfectamente en el proyecto y la organización del equipo.

Una buena gestión del personal y organización es la clave para obtener rentabilidad en la farmacia.

 Artículos relacionados con Cargos dentro de una oficina de farmacia: